31 de julio de 2012

¿Cómo se mide la vida?


La Vida no se mide anotando puntos, como en un juego. La vida no se mide por el número de amigos que tienes, ni por cómo te aceptan los otros. No se mide según los planes que tienes para el fin de semana o por si te quedas en casa sólo. No se mide según con quién sales, con quién solías salir, ni por el número de personas con quienes has salido, ni por si no has salido nunca con nadie.

No se mide por las personas que has besado. No se mide por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.
No se mide ni por lo guapo ni por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo que música que te gusta.

La vida, simplemente, no es nada de eso…
La vida: Se mide según a quién amas y según a quién dañas. Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros. Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
Se trata de la amistad, la cual puede usarse como algo sagrado o como un arma.
Se trata de lo que se dice y lo que se hace y lo que se quiere decir o hacer, sea dañino o benéfico.
Se trata de los juicios que formulas, por qué los formulas y a quién o contra quién los comentas.
Se trata de a quién no le haces caso o ignoras intencionalmente.
Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.
Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de tí, de cómo lo cultivas y de cómo lo riegas.

Pero por la mayor parte, se trata de sí usas la vida para alimentar el corazón de otros.
Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida…



25 de julio de 2012

No seas cómplice




Y si una madrugada en medio del silencio después de cansarte de tanto llorar, de tanto rogar y de tanto esperar una respuesta te das cuenta que has invertido tanto en gente, en ti, en alguien, en la vida y no ha sido reciproco

Y en esa oscuridad sabes que en realidad después de tanto dar y esperar mereces ser feliz ... y un susurro te dice: "¿para qué?", "no lo intentes", "nada tiene sentido", "detente", "todos son iguales"
No te apagues ni abraces tu dolor, no seas cómplice de tu depresión.

Y aunque sólo tú sepas el sabor de tu llanto y el cansancio de tu corazón seca lágrimas, no te victimices y atrévete a volver a empezar. No es fácil, pero ningún sentido tiene esperar escondido en un rincón a que la vida cambie, que la gente regrese o que la herida sane sola.

Debes saber que a pesar del sufrimiento y dolor nunca debes dejar que tus errores pasados, tus miedos presentes y la ansiedad al futuro se conviertan en los líderes, verdugos y guías en tu vida... porque para ellos la mejor respuesta es que tú sigas en el sótano de la cueva donde has caído, a pesar del tiempo o de los consejos.

Nadie cambiará una sola letra del libro de tu vida hasta que tú decidas repararla, aprender o sencillamente volver a comenzar.

8 de julio de 2012

Despertar



Despertar no es un acto de magia, aunque llenara de magia tu vida.

Despertar no tiene nada que ver con tu mundo externo, aunque todo lo que te rodea parecerá tener un nuevo brillo.

Despertar no cambiara tu vida, si bien sentirás que todo ha cambiado.

Despertar no borrara tu pasado, pero al mirar atrás lo percibirás como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sentirás que ese alguien ya no eres tú.

Despertar no despertara a tus seres queridos, pero ellos se verán mas divinos ante tus ojos.

Despertar no sanará todas tus heridas, pero ellas dejarán de gobernarte.

Despertar no solucionará tu situación financiera, pero te sentirás millonario.

Despertar no te hará más popular, pero ya no volverás a sentirte solo.

Despertar no te embellecerá ante los ojos de los demás, pero te hará perfecto ante tu propia mirada.

Despertar no te dará mas poder, pero descubrirás el poder que tienes.

Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te dará la libertad de ser tu mismo.

Despertar no cambiara el mundo, te cambiara a tí.

Despertar no quita responsabilidad, muy por el contrario te dará conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones.

Despertar no te hará tener siempre la razón, más bien ya no sentirás deseos de tenerla.

Despertar no traerá caudales de amor, descubrirás que ese caudal habita en ti.

Despertar tiene poco que ver con lo que imaginas y tiene todo que ver con el amor. Despertar es amarte a ti mismo, con tus limites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar a la existencia… Sí, amar esta bella vida tan sorprendente y variada en todos sus matices.

Nada es lo que parece



Estamos viviendo el momento perfecto para transformar nuestras conciencias, el momento perfecto para despertar. El momento que los Mayas llamaron “el tiempo del no tiempo”. Estamos dentro del Gran Salón de los Espejos, donde tenemos que evaluar Imparcialmente lo que hemos construido y cambiar lo que no funciona, de esa forma vamos a crear un mundo mas armónico. Y para lograr un cambio en nuestro mundo, primero tenemos que cambiar nosotros, tenemos que eliminar falsas creencias que nos llevan a tomar decisiones equivocadas.

Nada es lo que parece, DESPIERTA