27 de octubre de 2011

¿Qué es el poder?


Imagínate cuan grande es la Tierra. En ella habitan más de 300 mil millones de habitantes, más de 8´400.000 especies de animales y muchas más de plantas. Ningún ser humano puede jactarse de saberlo todo o de conocer su funcionamiento. Por más estudiado que sea, no llega a saber prácticamente nada.

Toma un grano de arena, ponlo en la yema del dedo de tu mano. Date cuenta que ese grano de arena es el planeta Tierra si comparamos en relación con el universo que los científicos han descubierto, poniendo a la misma Tierra en su dimensión real. Ese grano de arena es nuestro Planeta y la Tierra es el Universo hasta donde lo conocemos hasta ahora. Te darás cuenta que realmente no tienes poder absolutamente sobre nada.

Imagínate que eres el hombre más rico del mundo, por poco te crees Dios. La gente te admira y también te dirán que eres el hombre más poderoso de la Tierra, pero ten seguro que tus riquezas no te durarán mucho. Todo tu trabajo quedará en beneficio de otros, más no de ti mismo y con él no podrás comprar un día más de tu existencia de los que te fueron designados. Y si así me hablas de poder, tan solo fíjate que han transcurrido 12 billones de años para formar todo el Universo que concibes ahora. ¿ De qué poder me hablas? Si tan solo eres una pizca invisible de toda la sabiduría que engendra el Universo creado por una inteligencia infinitamente más grande que tú.

¿De qué poder me hablas? Si el día de tu muerte, el mundo seguirá funcionando y por más poderoso que hayas sido, lo máximo que obtendrás es que muy pocos te puedan recordar como un buen hombre.

¿De qué poder me hablas? Si tu vida es un abrir y cerrar de ojos ante todo el tiempo que transcurre en el Universo y así te creas el hombre más poderoso del mundo tan solo podrás influenciar en una muy pequeña parte de la población de este grano de arena Algunos dicen que tiene poder para perdonar y no se dan cuenta que tan solo el que tiene buen corazón perdona.

Algunos dicen que tiene el poder directo de Dios y viven engañados por que es el Padre el que les hace creer a los seres humanos que tiene poder para burlarse de su tonto entendimiento. Nadie absolutamente nadie tiene el poder máximo del Creador que es el crear vida.

Uno tiene que aceptar que hay millones de misterios, aceptar que uno es una hormiga ante la sabiduría del Universo, pero tener en cuenta una gran certeza interior, que Dios Creo todo esto para que en este breve lapso de tiempo, el ser humano decida si quiere ser feliz o no. En eso Dios si le dio el poder de escoger.

Dios Creo el Universo, un lugar tan grande que ni siquiera nuestra imaginación sospecha cuan grande es. La creo para que billones, trillones e infinidad de seres vivientes lo habiten y que todos sean felices, pero para que conozcan la felicidad, deberán sufrir. “Es la única manera de aprender”.

La Vida


La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es beatitud, saboréala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.
La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un deber, cúmplelo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es amor, gózala.
La vida es un misterio, desvélalo.
La vida es promesa, cúmplela.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es un combate, acéptalo.
La vida es una tragedia, domínala.
La vida es una aventura, disfrútala.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es la vida, defiéndela.

CRECER


Muchas veces en la vida pasamos por momentos difíciles en los que tenemos que decidir sobre los nuevos caminos a tomar. A veces el júbilo nos invade ya que la ruta tomada nos demuestra el acierto, y eso se llama crecer. Otras veces nos desanimamos antes de reemprender nuestra meta, y eso también se llama crecer. Crecer, una palabra tan común pero tan significativa a la vez, tan llena de vida; definitivamente es un término al que, en particular, tengo muy presente y valoro entrañablemente. A veces la parálisis nos invade, desarmados completamente caemos en la tristeza, la desilusión, la desgana; sentimos la horrible sensación de no poder hacer nada bien, tomamos caminos de fácil acceso que a ningún lado nos conducen; nos invade la soledad y ocupamos el vacío con gente vacía y el resultado es una lista interminable de momentos más vacíos aún. El dolor se esconde detrás de una imagen impuesta cargada de elementos superfluos que no hacen mas que alejarnos de nosotros mismos.

Hacia la felicidad el camino parece estar lleno de pantanos y grietas infinitos, en esos momentos no podemos ver que ser feliz está en nuestro propio ser, por el solo hecho de existir. El tiempo oficial pasa pero nos es indiferente, el tiempo real nos encuentra sumergidos y cansados, pero tarde o temprano, desde lo mas profundo de nuestra existencia surge una luz, que al principio es pequeña, creo yo que es nuestro instinto de supervivencia más el amor por la vida y por nuestra vida que hace que lentamente nos reubiquemos en el camino correcto, el del amor. A veces necesitamos pasar por momentos muy duros, cometemos errores, evadimos los problemas y nos disfrazamos de algo que no somos hasta reencontrarnos con nuestros valores, en lo que a mí respecta, el valor de las pequeñas cosas, aquellas situaciones y cosas cotidianas y sencillas que son maravillosas. A veces necesitamos pasar por momentos tan duros, pero superarlos es también crecer.

El Dinero

El dinero, puede comprar una casa, pero no un hogar.
Puede comprar una cama, pero no el sueño.
Puede comprar un reloj, pero no el tiempo.
Puede comprar un libro, pero no el conocimiento.
Puede comprar una posición, pero no el respeto.
Puede pagar un médico, pero no la salud.
Puede comprar la sangre, pero no la vida.
Puede comprar el sexo, pero no el amor.

Los Ojos del alma


No son más que aquellos que usamos cuando hablamos con el corazón ciego y cuando perdidos por ese amor sereno se nos brota un te quiero de nuestros labios sinceros. Es también cuando confiamos más allá de la verdad y cuando no nos importa la realidad pues cuando miramos con el alma es cuando parecemos vivir en otro lugar.
Es bonito mirar con los ojos del alma pues al hacerlo, no miramos defectos sino bellas cualidades. No buscamos mentir sino decir inmensas verdades, no buscamos lastimar sino dar un consejo, no reprochamos pero nos aceptamos tal y como somos porque simplemente vivimos, soñamos y amamos.
Mirar con el alma es volver a ser niño, crecer libres y a la vez felices... Sentirnos cuando nuestro corazón enamorado regala bellos suspiros pues el amor es de ciegos que padecen de calma y ciegos somos todos los que miramos con el Alma.

A veces sentimos...



A veces sentimos que debemos escalar una montaña o erigir un monumento para dejar nuestra huella en el mundo.

Lo que no reconocemos es que con frecuencia podemos producir cambios simplemente existiendo, manejando lo que la vida nos da.
Tal vez la forma en que tratamos nuestros desafíos y recompensas inspire a alguien más a lograr cosas valederas en su propia vida.
Cualquier cambio o pérdida no nos hace víctimas, puede sacudirnos, sorprendernos, decepcionarnos, pero no nos puede impedir actuar, aprovechando la situación que se presenta y continuar.
Sin importar dónde estemos en la vida, sin importar cuál sea la situación, siempre podemos hacer algo. Siempre hay una alternativa.
La capacidad de superar una posición de impotencia nos confirma que siempre tenemos alternativas.
Aunque nos sintamos atrapados o indefensos, somos capaces de elegir la actitud con la que enfrentaremos nuestros desafíos.
Si adoptamos la mentalidad de la víctima y creemos que no podemos hacer nada, nunca tendremos el poder de cambiar.

CREO


Creo que con ternura, un corazón sin vida puede volver a latir.

Que hay un lugar en el corazón donde habita la esperanza y es en ese lugar de nuestro corazón donde encontramos el calor necesario para sufragar noches solitarias de recuerdos y desengaños.

Que no debemos poner limitaciones a los sueños por realizar.

Que nos han enseñado a dar y no sabemos recibir con generosidad.

Que la paciencia es la que mantiene la esperanza.

Que nunca es tarde para arrepentirse y pedir perdón.

Que al sentir una mirada... un corazón enamorado puede embriagarse.

Que sí... se puede aprender a confiar nuevamente.

Que yo no puedo enseñarte lo que no tengo... pero sí podemos intercambiar lo que sabemos.

Que hay que decir lo que se siente, hacer lo que se piense y dar lo que se tiene.

Que cuando un amigo se va es que ha realizado la función por la que estaba en nuestra vida.

Que es de sabios saber cuando hablar y cuando callar.

Que las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca.

Que hay que pensar muy bien antes de hablar, calmarse cuando se esté airada o airado, resentido, y hablar sólo cuando se esté... en paz.

Creo que aún hay ESPERANZA...

Que si hacemos y vivimos de acuerdo con nuestro corazón...

Si damos lo mejor de nosotros cada instante de nuestra VIDA...

Si amamos desinteresadamente....

¡Este mundo en que vivimos puede cambiar!

Creo que la vida es HERMOSA... que nos llena de oportunidades para sentirnos felices de estar vivos.

Creo que nunca es tarde para comenzar de nuevo... para hacer caminos, para lograr que todos vivamos dignamente y en PAZ.

22 de octubre de 2011

EL ALIENTO DE VIDA


TODOS LOS PRINCIPIOS DEL CIELO Y DE LA TIERRA ESTÁN VIVOS DENTRO DE TI.

LA VIDA MISMA ES LA VERDAD Y ESTO NUNCA CAMBIARÁ.

TODO EN EL CIELO Y EN LA TIERRA, RESPIRA.

LA RESPIRACIÓN ES EL HILO QUE ATA LA CREACIÓN Y LA

MANTIENE UNIDA.

Mi alma habló


Mi alma me hablo y me enseñó a amar lo que el pueblo aborrece y a proteger lo que denigra. Mi alma me mostró que el amor se enorgullece no sólo del ser que ama sino sino también del amado. Antes de que mi alma me hablara, en mi corazón el amor era como una delgada cuerda ajustada entre dos clavijas pero ahora el amor se ha transformado en un halo cuyo comienzo es el final y cuyo final es su comienzo.

Rodea a todos los seres y se difunde lentamente hasta abrazar todo lo que existe. Mi alma me advirtió y me hizo percibir la belleza oculta de la piel, de la forma y del matiz. Me enseño a meditar sobre lo que la gente llama feo hasta que aparece su verdadero encanto y deleite. Antes de que mi alma me aconsejara, para mí la belleza era una antorcha temblorosa entre columnas de humo. Ahora que se desvaneció el humo no veo sino la llama. Mi alma me habló y me hizo oír voces que no pronuncian la lengua, la laringe ni los labios. Antes de que mi alma me hablara yo no oía más que gritos y gemidos. Pero ahora, ansiosamente puedo oír el silencio y escucho sus coros cantando los himnos de los tiempos y los cánticos del firmamento, que anuncian.

Tú que te quejas... y opinas


Tú que reclamas lo que no recibes; ¿ya pensaste en lo que no das?

Tú que te lamentas porque sufres; ¿ya pensaste en cuanto haces sufrir?

Tú que acusas a la ignorancia; ¿ya evaluaste tus conocimientos?

Tú que condenas el error; ¿ya percibiste cuanto has errado?

Tú que te dices amigo sincero; ¿ya te analizaste con sinceridad?

Tú que te quejas de penurias, ¿ya viste cuanto posees más que los otros?

Tú que criticas el mundo; ¿ya hiciste algo para mejorarlo?

Tú que sueñas con el cielo, ¿qué has hecho para extinguir el infierno?

Tú, que te dices modesto; ¿te sientes orgulloso de parecer humilde?

Tú que condenas el mal; ¿has procurado difundir el bien?

Tú que te afliges con la pobreza; ¿has usado bien tus riquezas?

Tú a quien le duelen las espinas, ¿has cultivado rosas?

Tú que tanto lamentas las tinieblas, ¿has esparcido luz?

Tú que te ocupas de ti mismo, ¿te has preocupado de los otros?

Tú que te sientes tan pequeñito; ¿has procurado crecer?

Tú que te quejas de soledad; ¿has brindado tu compañía a un amigo?

Tú que te indignas contra la enfermedad; ¿qué has hecho por tu salud?

Tú que anhelas la concordia; ¿has combatido la discordia?

PIENSA Y ACTÚA CONSECUENTEMENTE

15 de octubre de 2011

Citas sobre la Vida


    Una vida sin esperanza es una vida vacía, tediosa e inútil. No consigo imaginarme luchando por algo sin que aliente en mí la esperanza.

    Echate a andar y si la vida te pisa, desenvaina una Sonrisa y vuélvete a levantar.

    El hombre debería decir siempre mucho más de lo que pretende y pretender mucho más de lo que dice.

    Si la lógica te indica que la vida es un mero accidente sin sentido, no renuncies a la vida, renuncia a la lógica.

    No esperes que lleguen las circunstancias ideales ni la mejor ocasión para actuar, porque tal vez no lleguen nunca.

    Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro.

    Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad.

    La muerte sólo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida.

    El gran poder que tiene el ser humano es la capacidad de decidir como reaccionar ante lo que les presenta la vida.

    La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla.

    En la vida no hay que juzgar nada de antemano, de todo lo nuevo se aprende algo.

    Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y conocerás la verdadera felicidad.

    La vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene.

    La vida es corta como para estar odiando.

    La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te puede tocar.

    La vida es un cuento de hadas hecho realidad.

    No vivas imaginando problemas que no han ocurrido ni van a ocurrir, disfruta del presente, la vida es corta.

    En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.