31 de diciembre de 2011

La experiencia de la vida



Aprovecha lo que la vida te ofrece para llegar alto, llegar lejos para llegar a Dios.

Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.

Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo.

Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega al puerto sin remar muchas veces.

Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar.

Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad.

Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas.

Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra.

Nadie reconoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir.

Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible.

Nadie deja el alma lustrosa sin el pulimento diario de Dios.

Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a sí mismo, ni se hace hombre sin sentir a Dios.

Nadie encuentra el pozo de DIOS hasta caminar por la sed del desierto.

Nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un don, el crecimiento de su voluntad, la abundancia de la vida, el poder para realizarse y el impulso de DIOS.

Nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone. Si sacas todo lo que tiene y estas con DIOS!..Vas a llegar!

FELIZ 2012

24 de diciembre de 2011

Sueños de semilla


En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades.

...Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo.

En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después.
Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las  ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.

Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. y tantas son las semillas
como son los sueños secretos.

Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan el tiempo de  germinar, echar raíces y darse a luz, morir como semillas... para convertirse en árboles.

Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su  solidez, que oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabiduría de nuestros sueños semilla.

Ellos, los sueños, indican el camino con símbolos y señales de toda clase, en cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos.

Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.

Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en relámpagos de lucidez enceguecedora.

Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos...

Y un día, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro.

Nada hay que temer, ...una sabiduría interior las acompaña...
porque cada semilla sabe.... cómo llegar a ser árbol...


FELIZ NAVIDAD
Y QUE SEAN FELICES
TODOS LOS DÍAS DEL AÑO
 

6 de diciembre de 2011

El poder de las personas

Actualmente vivimos en un mundo que nos limita mucho como seres humanos y que subestima realmente las capacidades de las personas, en estos tiempos debemos empapar nuestra cabeza con miles de estudios de todo tipo para sentirnos superados o realizados, para tener ese estimulo de ser alguien intelectual, ya sea en una rama específica o en muchas de ellas. El ser estudiosos y aprender de todo lo que tenemos a nuestro alrededor desde las vivencias emocionales a los acontecimiento intelectuales, es realmente una parte muy importante para nuestro desarrollo y evolución, pero desgraciadamente también puede llevarnos en la dirección contraria por varias razones.


Una de las razones principales es que a través de los estudios nos dedicamos a cultivar la mente pero por lo general dejamos de lado el espíritu, no en todas las personas aplica así, pero si en la gran mayoría, al ser estudiosos estamos constantemente poniendo en práctica el razonamiento y aplicando la aparente lógica, e incluso todo esto llega a orillarnos a ser personas escépticas de muchísimos factores que son incluso más acertados que los que nosotros consideramos reales ya que estamos normalmente considerando como verdadero solo lo que la ciencia puede probar o bien por el otro extremo, lo que las religiones nos dicen, entonces si lo vemos de este modo en muchos sentidos estamos "cultivando" la mente pero a la vez la estamos limitando mucho, otra de las razones que nos lleva en la dirección contraria es que al ser una persona estudiosa de un área determinada o de cultura general, estamos en su mayoría sintiéndonos todos unos superdotados o sabios empequeñeciendo a quienes consideramos por debajo de nuestros conocimientos, y este es tal vez el peor de los errores porque nos dejamos dominar o mover constantemente por el ego, entonces los conocimientos que tengamos ¿de qué nos pueden servir si solo sirven para alimentar ese mal tan enraizado en nosotros los humanos?

Y por último, hemos dejado nuestra vida en manos de los avances científicos y tecnológicos tan así que si un día todo lo que los sustenta colapsara estaríamos perdidos por un buen rato, la mente humana tiene una capacidad tan grande, tanto que ha sido capaz de llevar a cabo cosas maravillosas y avances muy grandes por medio del razonamiento, pero si acaso se han dado cuenta de todo lo que hemos sido capaces de lograr a lo largo de tantas generaciones utilizando solo la racionalización, ¿entonces de que podemos ser capaces si cultivamos a la par la mente y el espíritu?, solo puedo mencionar que seriamos capaces de llevar a cabo cosas que toda razón humana solo podría considerar real dentro de la ciencia ficción.

El poder de las personas es realmente tan grande que cualquier científico que lograra probarlo a base de su razonamiento simplemente desfallecería, ¿pero porque si realmente las personas pueden ser tan poderosas, no lo hemos visto aun?, yo respondería, lo hemos visto muchas veces, pero siempre se logra distorsionar la verdadera realidad de las cosas, pero el día que alcancemos una evolución mayor de nuestro espíritu, entonces ese día podremos verlo claramente, no antes, puede ser muy peligroso que una persona dominada por el ego descubra las capacidades de poder que tiene.
Por eso siempre es bueno tener en cuenta que lo verdaderamente importante es ser mejores seres humanos, aprender humildad aunque tengamos "muchos" conocimientos, y sobretodo crecer y evolucionar con el Amor como guía y destino, todo lo demás será un regalo.



20 de noviembre de 2011

Evolución


Viajar como viajan las estrellas
es vivir con el aroma de la Luz,
es sentir las melodías de las formas
y expresar el deseo de comunicar.
CRECER como crecen las plantas
es comprender el sentido de la Evolución
es compartir los mejor de nosotros mismos
y es vivir con el corazón.
HABLAR la lengua de las estrellas
es buscar la Esencia del corazón
dónde todos los seres de la Tierra
comprenden que son Dios.
VER a Dios en todas las cosas
es comprender el camino de cada cual
es sentir la verdad presente en la Tierra
y es compartir tu verdadera humildad.
APRENDER es entrar profundamente en el otro
y dejar todo aquello que te separa
y al sentir su corazón en tu corazón,
unirte al Ideal de una Nueva Civilización.
CAMINAR es cultivar tu Paz interior
y ver a cada cual en su propia Luz,
en su propia forma de ser y allí,
trascendiendo las apariencias, los temperamentos y las formas,
construir la verdadera Amistad.
Eso es el CAMINO de un Ser Espiritual
que ha comprendido que él vive en los demás
y que Dios habita en todos los seres,
en todas las formas vivas,
en todo el Universo.

Dale vida a los sueños



Dale vida a los sueños que alimentan el alma,

nunca los confundas con realidades vanas.

Aunque tu mente sienta necesidad

de conseguir las metas y de escalar montañas,

nunca rompas tu sueños, porque matas el alma.



Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,

no los dejes que mueran de hastío, poco a poco,

no les rompas las alas, que son de fantasía,

y déjalos que vuelen contigo en compañía.



Dale vida a tus sueños y, con ellos volando,

tocarás las estrellas y el viento, susurrando,

te contará secretos que para ti ha guardado

y sentirás tu cuerpo con caricias, bañado,

del alma que despierta para estar a tu lado.



Dale vida a los sueños que tienes escondidos,

descubrirás que puedes vivir estos momentos

con los ojos abiertos y los miedos dormidos,

con los ojos cerrados y los sueños despiertos.

Vivir


Es vibrar cada instante, ante la emoción de sentir la maravilla de la creación que nos rodea.

Es fluir con el vuelo de cada minuto que transcurre

Es saborear intensamente cada destello del día, amaneciendo con el asombro de un niño y atardeciendo con la sabiduría de un anciano

Es dar la bienvenida vivificante al eterno hoy que nos visita, simiente de un ayer y mañana plenos de un aquí y ahora.

Es saber dar lo mejor, es vibrar de bondad, como la máxima expresión de nuestra capacidad de Ser.


Es gozar la belleza abierta, cubierta y encubierta en todo lo que ocurre

Es desafiarse a sí mismo en las diversidades nominadas de adversidades.

Es aprender, crecer, evolucionar y transformarnos en un ser cada vez mayor porque discierne su existir.

Es amar intensamente al acariciar el alma.

Es escuchar en silencio el lenguaje del amor.

Es perdonar sin réplica, es aspirar la presencia del otro, uno mismo.



Es besar con devota pasión a quien amamos, por ser creación de Dios.

Es contemplar apaciblemente la alegría de un niño.

Es escuchar al adolescente amando sin juicio sus inquietudes.

Es acompañar con gratitud-alabanza y gozo la magia del ancian@



Es autogestarnos en el seno y vientre de la sabiduría, en solitario, teniéndonos a nosotros/as mismos/as.

Es comprender al amig@ en la adversidad y, aunque se tenga mil argumentos para contradecirlo o justificarlo, finalmente sólo escucharlo.

Es abrigarnos con la ternura brotada del corazón.

Es tener la capacidad de regocijarnos ante las victorias secretas, triunfos y realizaciones que el aprehender nos llega.

Es vibrar y latir, es amar y gozar, es contemplar y superar, es dar y aceptar, es ser y permanecer.

Es sentir que nuestro hoy es lo único que poseemos para manifestar plenamente nuestro Ser

Es respirar el aroma de nuestro retorno al hogar primigenio, morada sin cercas, estuches ni límites.

Es un también infinito....