14 de octubre de 2011

Discúlpeme pero NO


Discúlpeme pero NO
Discúlpeme pero NO. No me hace falta una moda para mi identidad, me visto de sincero y no me queda tan mal, y traigo a la medida mi autenticidad.
Discúlpeme pero NO. No me hace falta el dinero para saber quien soy, soy libre como el viento y eso me hace feliz; muy feliz. ¿Qué, a usted no?
Discúlpeme pero no. No me hace falta una regla para con Dios hablar, somos muy amigos y nos gusta variar, y nos da buen resultado la sinceridad.
Discúlpeme pero no. No me hace falta un permiso para ponerme a amar, de eso sí me sobra y lo quiero entregar sin calcular y sin esperar.
Los hombres se complican mucho uniendo tonterías en una verdad, a todo ponen condiciones y ya nadie es libre si quiere amar.
Levánta tus alas, vuela, date cuenta de que todo es vanidad, y lucha por tu dignidad.
Discúlpeme pero NO. No me hace falta un aplauso para sentirme bien... sólo aquel que es inseguro necesita disfrazar con un montón de alagos su inseguridad.
Discúlpeme pero NO. No me hacen falta fronteras, odio la división, soy ciudadano del mundo...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario