27 de enero de 2014

Citas Caballo de Troya 5 (Cesarea)




Hoy después de un tiempo de haber publicado citas de los primeros 4 libros de Caballo de Troya, traigo del siguiente, aunque en realidad solo lo he hecho de una manera representativa para no saltar este tomo pues ha sido muy complicado obtener citas para Caballo de Troya 5, ya que por el modo en el que el libro se desenvuelve, es imposible hacer pequeños extractos sin contar el libro en sí, es posible que como lo he mencionado anteriormente, algunos de ustedes amigos, que se toman un tiempo para leerme, no conozcan esta saga, por lo que yo les invito a leer estos bellos libros, al menos a mi me gustan mucho y los encuentro tan reales, lo sean o no, eso no importa, lo importante es el mensaje, y el que al menos en mi persona, me han ayudado mucho, sin duda ha sido el mejor viaje que he hecho dentro de sus paginas.

Caballo de Troya, narra la historia y aventura de dos exploradores norteamericanos que tienen acceso a tecnología que les permite viajar en el tiempo, siendo Caballo de Troya 1, el viaje durante la pasión y muerte de Jesús de Nazaret, y llegando hasta Caballo de Troya 5 los acontecimientos ocurridos después de la muerte y la resurrección del Rabí de Galilea, que es justo hasta este libro, del que en sí no he hecho muchas citas, pero la aventura no llega ahí, hay muchísimo que contar por lo que hay 4 libros más de los cuales pronto publicare mis citas favoritas. Se que a grandes rasgos y como menciono el contexto de esta saga, suena muy loco, fanático o bien insultante para algunos, como siempre, esa no es la intención, pero los invito a que tengan la mente abierta, para dejar entrar una nueva, más bella y humana versión del que fue y es un extraordinario ser.


  • Y de pronto, finalizado el discurso, cuando el discípulo -en mitad del silencio- se disponía a saltar de la lancha, sucedió "algo" que, obviamente nadie esperaba, fue tan increíble que, de no haber contado con aquel medio millar de testigos, habría dudado de mi capacidad de percepción e incluso de mi salud mental.
  • El viento cesó. Y lo hizo bruscamente y a destiempo. Era, poco más o menos, la hora décima (las cuatro), faltaban por lo tanto dos horas y cuarenta minutos para el ocaso. Y las fogatas -alimentadas por una fuerza invisible-estiraron sus lenguas de fuego. Quizá estoy tratando de racionalizar lo irracional. De algo sí estoy seguro: "todo" era un inmenso y antinatural silencio.
  • Y en aquel atronador silencio, en el centro de la barca, surgió una alta figura, y quede petrificado. Frente a mí, a poco más de cinco metros, se erguía el añorado rabí. Y durante unos instantes los ojos se pasearon por la desconcertada y temerosa concurrencia. Y abriendo los finos labios, con su templada, vigorosa y acariciante voz, exclamó: -que la paz sea con vosotros-...-mi paz os dejo-. E instantáneamente dejamos de verle. Sencillamente se volatilizó. Y sin intervalo alguno, con el eco de la última frase en mi mente, todo recuperó la normalidad.
  • Mi única obsesión era galopar. Alcanzar el Ravid...y al verme, Eliseo lo supo. Había llegado el momento de la gran aventura. El maestro nos esperaba...
Disculpen que sean tan pocas citas, almenos en mi perspectiva, y gusto no podría obtener más sin dejarlas o muy largas o muy sin sentido, tal vez alguien más tenga un mejor trabajo.

Por lo pronto les dejo aquí los links de las citas de los primeros libros, gracias por leerme!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario