27 de abril de 2012

La Muerte

Desde hace días he tenido en mente el hablar sobre la muerte, un tema difícil y sobretodo subjetivo a mis creencias y a lo que dicta mi corazón, pero es algo que me gustaría expresar, morir es un fenómeno al que la mayoría de las personas le temen, ya sea a la muerte propia o a la de un ser querido, pero ¿porqué resulta tan atemorizante?, sin duda son muchos los factores que afectan el modo en el que percibimos este proceso natural, por lo general como seres humanos tenemos mucho que aprender y una de esas lecciones es el valorar la vida misma, y sin duda es a través de la muerte el medio por el cual esta lección puede ser aprendida más fácilmente.

¿Qué es la muerte?
Si lo vemos de una manera puramente científica, la muerte es el proceso terminal donde se extinguen las funciones homeostaticas y vitales de un ser vivo, y para que mentir, definir la vida en si es difícil, tenemos grandes avances con la ciencia a niveles muy sofisticados, pero la esencia de la vida en si no ha sido comprendida del todo y eso mismo ocurre con la muerte.

Pero el morir es mucho más que solo la extinción de las funciones vitales de nuestro cuerpo físico, no olvidemos que somos más que materia, somos cuerpo, mente y espíritu, siempre nuestra esencia vital sera nuestra alma, el cuerpo es solo un envase, un vehículo para poder atravesar la experiencia terrenal, entonces la muerte en si es cuando el alma sale del cuerpo físico, si las personas no olvidaran eso, recordarían que desde el momento en el que fueron creados han recibido como regalo la inmortalidad, sin embargo estoy consiente que pocos creen en esto, ya que no puede ser probado tangiblemente por la ciencia, y como muchas cosas más limitamos lo ilimitado y medimos a Dios con la vara del hombre.


Si tenemos un panorama más amplio, o almenos otorgamos el beneficio de la duda, entonces posiblemente muchos lleguen a considerar que el morir es solo dar un paso más, es solo cambiar de pagina en el libro de nuestra vida, el vivir constantemente con la incertidumbre sobre si hay algo más o no después de la muerte, es algo que suele ser muy angustiante para muchas personas, hay quienes profundamente quieren creer en eso o tienen fe en ello, y también hay quienes ven la vida de un modo más frío y consideran que una vez cumplido los ciclos biológicos naturales, llega la muerte y ahí todo termina, que gran equivocación, y ¿cómo convencerlos de lo contrario si científicamente no se puede probar?, lo he mencionado antes, la idea no es convencerlos, si no dar otra perspectiva y con algo de suerte, hacerlos dudar.


El pensar que no hay nada después de la muerte me resulta un poco absurdo, si esto fuera jamás hubiéramos evolucionado como especie ni física ni espiritualmente, no desarrollaríamos lazos afectivos con la familia, amigos y la pareja, posiblemente habrá quien quiera explicar esto solo como patrones de supervivencia, pero el amor es mucho más que eso, lo he mencionado anteriormente, nuestra verdadera meta es el evolucionar y vibrar cada vez más alto, al nivel del amor, acercarnos a el cada vez más y más, y para evolucionar necesitamos aprender distintas lecciones que nosotros mismos antes de reencarnar nos imponemos, y para evolucionar necesitamos más de una vida, pues somos demaciado imperfectos como para aprender todo en una sola, recordemos que el humano es el único que tropieza con la misma piedra más de una vez, pero por eso mismo tenemos muchas oportunidades para ir al paso que necesitemos ir, una vez concluidas las lecciones de esta vida, debemos continuar con el siguiente paso, entonces es tiempo de dejar el mundo físico, es tiempo de que nuestro cuerpo físico muera para poder cambiar de plano existencial., pero nuestro verdadero yo jamás morirá.

La muerte es solo una puerta que nos llevara a algo maravilloso, no hay que temer cruzarla, debemos entender que como seres humanos, somos parte del todo, del infinito, no pertenecemos solo al mundo físico en el que ahora vivimos, ya que solo es un lugar de paso, al que podemos volver las veces que sean necesarias. Es por esa misma razón que también debemos dejar de irnos al extremo por parte de algunas religiones que nos infunden miedos y falsas creencias sobre la muerte, como el hecho de obtener la salvación o la condenación.


Muchas personas temen morir, o tal vez temen el cómo morirán, el sufrimiento y la agonía que puedan llegar a padecer antes de perecer, pero creo que son más las personas que temen a la muerte de seres queridos, la mayoría de las personas tienen miedo de que mueran sus padres, hermanos, hijos, amigos o la pareja, puede ser muy difícil superar las pérdidas de los seres queridos, principalmente por el apego, y por la voz interior que nos hace creer en que ya no los volveremos a ver, porque se siente como una pérdida total, y la verdad es que son sentimientos muy comprensibles, pero una vez más si estamos consientes de que nadie muere si no que solo dan un paso más, ese miedo se esfumaría, la muerte de nuestros seres queridos es solo como tenerlos de viaje, un viaje al que en su debido momento partiremos y los volveremos a ver, el conocer y entender esto puede librarnos de el dolor tan grande que estas pérdidas pueden suponer, porque muchas veces las personas solo se resignan, no lo superan, la falta de conocimiento es la que nos hace temerosos, porque no estamos completamente seguros sobre si habrá algo o no después de morir. Yo lo que puedo mencionar es que somos seres que hemos recibido como regalo la inmortalidad, y hay vida después de la vida, algunas personas lo entenderán antes que otras, pero todos en su momento podrán corroborarlo.


En realidad es mucho lo que puedo seguir hablando sobre la muerte, pero me parece más apropiado citar algunas bellas frases que hablan por si solas:
  • El hombre teme a la muerte porque cree que es el final...pero solo es el final de esta vida, pero no el de la vida, en realidad la vida, la auténtica, empieza antes de la vida y continúa después de la vida... (Caballo de troya 9).
  • Vivir es experimentar la limitación porque mañana seras ilimitado, es dudar porque en tu estado natural no te lo puedes permitir, vivir es estar perdido temporalmente, después te hallaras a ti mismo otra vez, vivir es aceptar la muerte, tú que en verdad jamás has muerto ni volverás a morir... (Caballo de troya 9). 
  • Cuando hemos realizado la tarea que hemos venido a hacer en la tierra, se nos permite abandonar el cuerpo que aprisiona nuestra alma, al igual que el capullo de seda que encierra a la futura mariposa. Llegando el momento podemos marcharnos y vernos libres del dolor, los temores y las preocupaciones; libres como una bella mariposa y regresamos a nuestro hogar, a Dios...(La Rueda de la Vida)
  • Morir es trasladarse una casa más bella, se trata de abandonar el cuerpo físico como una mariposa abandona su capullo de seda...(Elizabeth Kubler Ross). 

Termino esta publicación recordándoles que somos seres humanos, seres inmortales, no es necesario buscar el elixir de la vida, pues es algo que ya poseemos, hay cosas que son inevitables, y una de ellas es el pasar por la muerte, duelen las perdidas de los seres queridos, pero recordemos que no es el fin.

El alma del hombre es como el agua
viene del cielo, se eleva hacia el cielo
y vuelve después a la tierra en un ciclo eterno



  



No hay comentarios.:

Publicar un comentario